Como tratar un gato envenenado

Casi el 10% de llamadas de dueños son por posibles envenenamientos gatunos *. Debido a la naturaleza curiosa de los gatos y su obsesión con la limpieza, pueden a veces terminar en situaciones complicadas. Algunos de los venenos más comunes con los que se topan los gatos son los insecticidas, medicinas humanas, plantas venenosas y comida humana que contiene químicos que ellos no pueden metabolizar. Para tratar a un gato envenenado, empieza leyendo el paso 1.

1 Reconocer los síntomas del envenenamiento. Si observas cualquiera de los siguientes síntomas generales en un gato, podría estar sufriendo de envenenamiento:

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-2

2 Lleva a tu gato a un lugar bien ventilado. Cuando se sospeche de envenenamiento y tu gato esté echado, inconsciente o débil, sácalo inmediatamente de ahí y llévalo a otro lugar bien ventilado e iluminado.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-3

Llama a un veterinario inmediatamente. Alternativamente, llama a tu centro de control de venenos local. Esto debería ser lo primero que hagas luego de estabilizar tu gato.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-4

4 De ser posible, identifica el veneno. Esto te ayudará a decidir si es correcto o inapropiado hacer vomitar al gato. Si tienes acceso al empaque, toma nota de la siguiente información: nombre del producto, ingredientes activos y potencia. Adicionalmente, trata de estimar cuánto ha consumido el gato (¿era un paquete nuevo? ¿cuánta cantidad hace falta?).

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-5

5 No intentes medicar a tu gato tú mismo a menos que te lo indique un profesional. No le des a tu gato ningún alimento, agua, leche, aceite ni cualquier otro remedio casero a menos que sepas qué veneno ingirió y los medicamentos o primeros auxilios necesarios. Darle cualquiera de estas cosas sin consulta o indicación de un veterinario o línea de ayudas del centro de control de venenos local podría empeorar la situación de tu gato.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-6

No hagas vomitar a tu gato a menos que te lo indiquen. No hagas que tu gato haga nada sin indicaciones de un veterinario o centro de control de venenos. Algunos venenos (particularmente los ácidos corrosivos) pueden hacer más daño si se induce el vómito. Solo induce el vómito si:

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-7

7 Entiende cómo manejar ácidos, álcalis y productos de petróleo. Los ácidos, álcalis y productos de petróleo pueden causar quemaduras cáusticas. Sin importar cuándo hayan sido consumidos, no induzcas el vómito porque lo más probable es que dañen el esófago, garganta y boca al regresar.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-8

8 Si determinas que debes hacer vomitar a tu gato, sigue el protocolo apropiado. Necesitas una solución al 3% de peróxido de hidrógeno (NO uses el peróxido de hidrógeno más concentrados que viene con algunos productos para hacer la permanente o teñir el cabello) y una cucharita o jeringa infantil para administrar dosis oral. Te darás cuenta de que es más fácil usar la jeringa para administrar el peróxido que usar una cuchara para meterlo a su boca. Esto es lo que debes saber:

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-9

9 Usa carbón activado. Luego de hacerlo vomitar, tu objetivo ahora es reducir la absorción de veneno que ha avanzado más en el intestino. Para hacer esto necesitas carbón activado. La dosis es de 1 gramo de polvo seco por cada medio kilo de peso corporal del gato. Un gato promedio requiere alrededor de 10 gramos.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-10

10 Una vez que termine la crisis, revisa su pelaje para buscar posible contaminación. Si hay veneno en su pelaje, cuando el gato se limpie tragará más y se arriesga a intoxicarse aún más. Si el contaminante es un polvo, sacúdelo. Si es pegajoso, como la brea o el aceite, podrías tener que usar un producto de limpieza de manos profesional (como los usados por los mecánicos de motor) en el pelaje y luego enjuagarlo bien con agua.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-11

11 Haz que beba agua. Muchos venenos son dañinos para el hígado, riñones o ambos. Para reducir el riesgo de daño a los órganos por el veneno ya absorbido, asegúrate de que el gato beba libremente. Si no bebe espontáneamente, usa una jeringa para echarle agua directamente en la boca. Lentamente, haz que gotee 1 ml a la vez y asegúrate de permitirle tragar.

 

 

670px-Treat-a-Poisoned-Cat-Step-12

12. Recolecta una muestra del posible veneno. Incluye todas las etiquetas, empaques y botellas para que toda la información pueda ser suministrada a un veterinario o línea de ayuda de tu centro de control de venenos local. Tus esfuerzos podrían ayudar a otros futuros dueños de gatos (¡y a gatos!) en un problema similar.

 

Descarga la guia en PDF

Tags: Etiquetas: , ,

Categorias: Artículos de interes

minilogo
Huellitas Enlodadas
Menu