Las Uñas del Gato

¿Para qué sirven?

El gato es un animal que en estado salvaje depende de sus instintos y habilidades para cazar, entre ellos destacan su agudo oído, bigotes, su cola que ayuda a equilibrarse, una increíble visión nocturna y filosas garras. Estas últimas de suma importancia para defenderse, trepar, cazar, rascarse, etc. Es un elemento vital para la supervivencia del animal, ya que incluso pueden salvarle la vida al huir de un depredador o atacante.

La uña del gato es curva y puntiaguda, además retráctil. El gato naturalmente rasca para afilar sus uñas y para marcar su territorio con éstas, ya que poseen glándulas entre los dedos y
con esto señalan lo que han considerado de su propiedad.

Desungulación

Debido a que el gato tiende a rascar naturalmente y no se le provee un lugar adecuado para hacerlo como los rascadores, los dueños se enfrentan a ver lentamente cómo su gato destruye sus muebles. Esta práctica enfada a los propietarios a tal grado que recurren a la desungulación; la cual consiste en amputar la última falange del dedo del gato, amputando con ésta la uña y su crecimiento permanentemente.

Es una práctica tremendamente cruel y dolorosa. Una mala cirugía puede tener complicaciones permanentes como cojeo, malformaciones y crecimiento irregular de la uña. Además se le causan al gato problemas emocionales, pues ha quedado desprotegido. En la mayoría de los casos hay infecciones y complicaciones durante la recuperación de dicha práctica debido al contacto constante que el animal debe tener con el arenero.

Rascadores para gato

La verdadera solución es proveer a nuestro gato un mueble especialmente diseñado para rascar, trepar, jugar. Hay en el mercado diversos modelos hechos con alfombra, mecate y juguetes colgantes con los que nuestro gatito no sólo dejará de rascar los muebles sino además hará ejercicio, ya que algunos cuentan con casitas, camas, hamacas, canastas, túneles para jugar y les encantan, son muy recomendados especialmente para gatos que viven en interiores y se hacen perezosos. Es una muy buena inversión para tu gato y además para tus muebles.

¿Cómo elegir el Rascador adecuado? 

Para el correcto funcionamiento del rascador y para que el gato lo use es importante determinar la altura de éste, ya que debes contemplar la altura de tu gato parado en dos patas y estirado que es a la que normalmente rasca para estirar sus músculos, esta altura oscila entre 60 y 70 cm en vertical. El recubrimiento de los postes debe ser de mecate o alfombra, ya que son muy atractivos para rascar y enterrar las uñas.

Es importante colocarlo en lugares agradables para el gato, donde prefiera estar ya que no va a ir al cuarto de lavado o lejos a rascar, es por eso que hay gran variedad de modelos y colores que puedes combinar con tu casa y además se ven muy bien. Los rascadores altos tienen gran aceptación debido al gusto de los gatos por las alturas, les encanta trepar. Hay que revisar muy bien la estabilidad del rascador para que éste no se voltee si nuestro gato llegará a brincar bruscamente hacia él o mientras se encuentra jugando encima de él, es un punto muy importante para asegurar también el bienestar de nuestro gato.

Para comenzar a familiarizar a nuestro gato con el rascador y que lo use es importante colocar al gato en el rascador varias veces al principio y poner en el rascador sus juguetes favoritos, la mayoría cuentan con cuerdas colgantes con las que podemos jugar e invitar a nuestro gato a interactuar, poco a poco comenzará a rascar en un juego.

También podemos rociar un poco de cat nip en hierba que lo hará mucho más atractivo. Periódicamente debemos recortar las uñas del gato con cuidado, presionamos la pata de nuestro gato para exponer la uña completamente y con un cortaúñas especial, que podemos conseguir en la veterinaria, cortamos sólo la punta sin llegar a la parte rosada, ya que esta carnosidad es una terminación nerviosa que sangra y duele mucho.

También hay uñas plásticas para proteger la uña del gato de variados colores y no es doloroso para el animal. Con el mismo crecimiento de la uña poco a poco se van desprendiendo
y hay que cambiarlas periódicamente. Las consigues en cualquier veterinaria.

Rascar es un comportamiento natural y necesario en un gato, no lo regañes. Provéele el lugar adecuado para hacerlo.

Si buscas rascadores innovadores y que se adecuen a tu decoración ingresa a la pagina www.miau.com.mx/productos.html donde encontrarás más de 35 modelos para todos
los gustos y presupuestos.

 

Jessica Soto

www.miau.com.mx

Tags: Etiquetas:

Categorias: Artículos de interes

minilogo
Huellitas Enlodadas
Menu