Primer día en casa

Cuando adoptas un gatito de un refugio el primer día es el más importante para adaptarse a su nuevo hogar.

Primero que nada debes entender que para el gato un cambio es muy estresante y lo asusta.

Sólo ellos saben lo que han vivido y lo que ha determinado hasta ese momento su comportamiento y su convivencia con las personas, habrá algunos que tengan un comportamiento amigable todo el tiempo, habrá algunos que al principio estén nerviosos y tengan miedo pero que confíen rápidamente, habrá los que tienen demasiado miedo y pasen escondidos hasta una semana incluso sin comer.

No te alarmes, no queremos asustarte, queremos que sepas que cada gatito es diferente porque cada uno ha vivido situaciones muy diferentes, algunos requieren más tiempo, más amor y más paciencia que otros.

Llegará a casa en su jaula transportadora después de un paseo no muy agradable en un auto en movimiento y con ruidos muy extremos para un gato, recuerda llevar siempre una manta ligera para cubrir la jaula transportadora durante su traslado, eso hará menos estresante el viaje, también debes colocar dentro de la jaula una toalla o manta por cualquier accidente (Vomito u orina)

Al llegar a casa deja la jaula cerrada en el centro de la sala, reúne a la familia para que le den la bienvenida al nuevo gatito, eviten los ruidos muy fuertes y acercarse con brusquedad, el gatito observará con curiosidad y tratará de olfatear su entorno.

La primera recomendación y la más importante es no liberar al gatito de inmediato por toda la casa, deberá pasar los primeros días en una sóla habitación donde tenga su arenero, comida, juguetes y rascador, incluso puedes dejarle la jaula transportadora abierta a modo de “refugio” para cuando se sienta inseguro.

¿Por qué? Antes de salir a toda la casa debe reconocer donde está su arenero y sobre todo debe tomar confianza con su nueva familia. Este proceso puede tardar un par de días o hasta dos semanas.

Si de inmediato sale a explorar todo el nuevo territorio podría no encontrar su arenero a tiempo, podría asustarse y meterse en lugares de difícil acceso, podría salir corriendo hacia la calle, primero debe estar tranquilo y en confianza.

Ya instalado en la habitación puedes ofrecerle agua y alimento, los primeros días deberás ganarte su amor con alimento “chatarra” hay que consentirlos con algo de atún en agua, un sobrecito, alimento húmedo enlatado, etc. (Sólo alimento para gato, no es recomendable darles jamón, leche o alimentos para humanos porque luego se hacen mañosos y comienzan a subirse a la mesa, tirar la basura y a hacer travesuras para conseguir más) Puedes acariciarlo mientras come para reforzar la confianza.

Una vez adaptado ya puede comer sus croquetas solamente y eventualmente como premio una vez por semana algo de alimento blando.

El alimento que hayas elegido si es diferente al que comía en el refugio al principio puede causarle diarrea o heces blandas, es completamente normal en lo que su organismo se adapta al nuevo alimento.

Colocarse a nivel de piso junto a el gato es importante para que comience a tomar confianza y a acercarse.

El gatito se te entregó sano, vacunado, esterilizado y libre de parásitos internos y externos, no es necesario llevarlo al veterinario los primeros días, no lo estreses de más, si quieres que lo revise un médico espera por lo menos 15 días a que se adapte.

Si hay más animales en casa esta guía te ayudará con su presentación: http://www.miau.com.mx/como-integrar-otro-gato-tu-manada/

Si hay niños en casa hay que enseñarlos a convivir en armonía con el gato, acariciarlos suavemente, no gritarles, respetar su espacio, al final suelen ser los mejores amigos de siestas y de juegos.

Tags: Etiquetas:

Categorias: Sin categoría

minilogo